Desde que hace algo más de dos años se iniciaron los primeros desmontajes de campos de fútbol con césped artificial relleno de arena, caucho o epdm, la evolución del número de metros cuadrados desintalados de forma responsable, controlada y medio ambientalmente sostenible ha sido exponencial.

Prácticamente la totalidad de ayuntamientos, comunidades, clubes y federaciones exigen que, a la hora de afrontar la sustitución o renovación de sus campos de fútbol de césped artificial, la retirada de los campos usados existentes se haga considerando un desmontaje controlado, empleando máquinas especializadas para el corte y enrollado de los paños de césped artificial antiguos con separación del material de relleno del césped a retirar.

 

Las máquinas TurfMuncher de SMG ya han sido utilizadas en España para el desmontaje de más de 1.000.000 de metros cuadrados de césped artificial, con el consiguiente ahorro económico y de carga medio ambiental que ello supone. Si consideramos que en cada campo de fútbol se colocan unas 200 toneladas de material de relleno, gracias a la gestion y retirada responsable de este material con las máquinas TurfMuncher se han evitado más de 27 mil toneladas de residuos en vertederos o lo que es lo mismo, casi 1.000 trailers de material, que han podido ser reaprovechados para otros usos.

Ello sin contar que en muchos casos, el césped artificial retirado se ha reutilizado para otras instalaciones deportivas, rotondas, decoración de áreas comunes, etc. que ha posibilitado el hecho de retirar los paños cortados regularmente y libres de carga de relleno.

Las máquinas TurfMuncher de SMG son un alido en todos los sentidos, pues además del aspecto económico y medio ambiental, apenas precisan de un pequeño equipo de trabajo para realizar todas la tareas de desmontaje necesarias, con el consiguiente ahorro de personal y eficiencia en la prestación de servicios.