Definitivamente, la colocación de plásticos de obra o no específicos para protección de césped no sólo no protege, sino que acaba por matar el césped.

Cada verano son noticia los conciertos que provocan sustituciones de césped y casi obligan a desplazar a equipos profesionales de fútbol a otros estadios por los daños producidos y la necesidad de cambiar el césped en tepes de forma urgente.

La mejor solución es un pavimento protector específico como Allcover, que soporta el peso del público y lo protege de daños a la vez que lo permite respirar durante varios días.

BandoAllcover